Maternidad, Matronas y Covid-19

El Covid-19 se ha convertido en protagonista en el año de la Enfermería, sumando -que no quitando- mayor protagonismo a la competente labor de la enfermera. Esta figura se ha visto desbordada en los hospitales y otros centros de atención sanitaria ante el creciente número de casos de infección.

Del mismo modo que se reinventa una empresa ante situaciones de crisis como ésta, la enfermera se ha involucrado en su cuidada atención para que no perdiera, en lo posible, su esencia y ha buscado herramientas para hacerla viable en medio del caos. La matrona ha recurrido a opciones para atender a sus futuras y recientes madres y no abandonarlas en un proceso tan importante y que requiere un seguimiento exhaustivo y contundente. El miedo y la inseguridad de las madres se vio incrementado por la incertidumbre y por los bulos. Ha sido la matrona la encargada de apaciguar esos temores prestando la atención que acostumbran al aspecto psicológico de sus pacientes.

 

En Mis Zuecos: nueva temporada con las matronas Laura Santos y Elena Vázquez

 

En la nueva temporada de En Mis Zuecos estrenamos coloquio con dos matronas con la experiencia del Covid-19 en sus centros de trabajo. Laura Santos es matrona en Atención Primaria y Elena Vázquez lo es en Atención Hospitalaria, ambas en Coslada, y nos han demostrado que una matrona preocupada por sus pacientes es más fuerte que un virus tan letal como el que está acechando al mundo. “En Primaria hemos reforzado ese concepto de que la matrona es el profesional de referencia para estas mujeres durante todo el embarazo y postparto”, nos comentaba Laura.

Laura y Elena han tenido que adaptarse a nuevos protocolos y trasladárselos a sus pacientes evitando miedos. “Nos damos cuenta de todo lo que hemos tenido que ir modificando por la Covid. Nos queda mucho por acercarnos a una vivencia parecida a lo que era antes del virus”, declaraba Elena.

Matronas con Covid-19

 

El protocolo de seguridad por Covid-19 declara que una matrona con pcr positiva, tanto en hospital como en Primaria, debe irse a casa y guardar reposo: “El problema es que en Primaria nadie podía sustituirte porque no había personal suficiente”. 

“Nos damos cuenta de todo lo que hemos tenido que ir modificando por la Covid. Nos queda mucho por acercarnos a una vivencia parecida a lo que era antes del virus”, declaraba Elena.

 

Ambas comentaban el horror que se podía vivir cuando una matrona era positivo, la ansiedad que provocaba no poder atender a tus pacientes, que han prestado su confianza 100% en ti y ese sentimiento de abandono que te puede llegar a abordar.

 

El parto durante la pandemia: protocolos

 

Elena comentaba que “cualquier mamá que viene al centro se le trata como pcr positiva, lo que provocaba cierto miedo en ellas”. Ese miedo es el que Elena ha tratado de paliar a través de esa atención al aspecto psicológico en el que insisten las matronas en sus prestaciones: “una cosa que nos ha ilusionado es no tener que separarlas de su bebé”, añadía la matrona de atención hospitalaria en Coslada.

 

“Una buena matrona es adaptable y sensible a las circunstancias; está al lado de la mujer por y para ella y por y para su bebé, entendiendo que ese parto es único”

 

En algunos hospitales el protocolo establecido comprendía la separación de la madre y su bebé hasta el resultado de la prueba de ambos. Se han buscado herramientas y circunstancias que pudiesen evitar esta separación, como nos comenta Elena, que podría suponer el mayor miedo para estas madres.

 

Formación para matronas en tiempos de Coronavirus

Las instituciones han tenido que adaptar de manera imprevista e inmediata sus contenidos formativos a la nueva realidad. Uno de los formatos que más ha complicado esta adaptación son las necesarias prácticas para el personal de enfermería.

 

“La tranquilidad de sentarse para aprender de alguien que se ha basado en la evidencia no tiene precio”

 

En Fuden hemos adaptado todos los formatos a la metodología online, con el mismo cuidado de siempre y el mismo empeño por ofrecer la mejor formación con los mejores expertos en cada materia. “La tranquilidad de sentarse para aprender de alguien que se ha basado en la evidencia no tiene precio”, nos comentaba Elena basándose en la formación que ha realizado para llegar a ser la matrona que ahora es.

 

“Una buena matrona no sólo comunica o asesora, también y, sobre todo, empodera a la mujer”

 

Laura quiere seguir buscando, en esas formaciones de la nueva realidad, lo más importante de una matrona: “el lado humano; necesitamos seguir prestando atención a ese aspecto psicológico”. “Una buena matrona no sólo comunica o asesora, también y, sobre todo, empodera a la mujer”, añadía.

Terminamos el resumen de este coloquio con dos verdaderas profesionales con una frase de Elena que remarca la esencia de ser una excelente matrona, sobre todo atendiendo al difícil momento que se vive hoy en los centros sanitarios por la pandemia: “Una buena matrona es adaptable y sensible a las circunstancias; está al lado de la mujer por y para ella y por y para su bebé, entendiendo que ese parto es único”.