Antonio Serrano es enfermero y presidente de la Asociación Vihsibles, una asociación que vela por la seguridad y seguimiento de los infectados por VIH. Antonio vive en la región de Murcia y alertó de la falta de una atención psicológica a los pacientes por VIH recién diagnosticados; esto es lo que le llevó a la creación de Vihsibles que «cuenta con dos principales objetivos: la educación entre iguales, con una atención especial a recién diagnosticados de esta enfermedad de transmisión sexual, y los grupos de apoyo mutuo, en los que los diagnosticados revelan sus miedos y dudas que conlleva este ETS».

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)

Nos cuenta Antonio que seguimos anclados en el pasado, en esos años 80 y 90 en los que tener VIH era una sentencia de muerte. «Es importante hacer educación para la salud en la calle para que la gente conozca las nuevas y actuales circunstancias de la transmisión del VIH». Existe aún una marginación enorme ante este colectivo, incluso en el ámbito laboral, en el que «no es obligatorio comunicar que estás infectado por VIH», declara Antonio.

Hay mucha desinformación sobre esta enfermedad de transmisión sexual, por eso hemos querido preguntarte a Antonio las dudas más comunes que puede tener una persona acerca de esta ETS y su transmisión. «Hoy una persona que vive con VIH es indetectable y no lo transmite», nos confía, y es que cuando una persona es diagnosticada con VIH el tratamiento es inmediato y la posibilidad de transmisión es mínima. «El problema es cuando no se diagnostica a tiempo, entonces sí que se puede transmitir con más facilidad si no existe protección», comenta.

«Es importante hacer educación para la salud en la calle para que la gente conozca las nuevas y actuales circunstancias de la transmisión del VIH»

A pesar de que esta ETS se relaciona, directamente, con el colectivo gay, Antonio nos explica el por qué no debe ser así y que, actualmente, los datos revelan que hay una índice de transmisión muy equilibrado entre este colectivo y el heterosexual: «El colectivo gay está, digamos, más concienciado en la posibilidad de transmitirlo y nos hacemos más pruebas y más periódicas que, quizás, una pareja heterosexual que no es consciente de que uno de los dos tiene el virus». Además, la falta de síntomas de esta enfermedad lo confunde, muchas veces, con otras tipologías como mononucleosis o un simple catarro, a diferencia del resto de ETS como la Sífilis, Hepatitis B o herpes genital.

Enfermería y VIH

La enfermería es un factor clave y determinante a la hora de hacer seguimiento del paciente con VIH. Como nos comentaba Antonio, no es solo un factor físico, también es psicológico, y ambos profesionales son fundamentales para tratar la enfermedad. Es lo que hacen en Vihsibles: «la atención hospitalaria es importante, es donde, además, se suministran los medicamentos para tratar la enfermedad -que no se pueden adquirir en ningún establecimiento farmacéutico-«.