La Imagen Clínica en Fisioterapia

Javier Álvarez es fisioterapeuta y técnico de rayos en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y docente de imagen clínica en la Universidad Francisco de Vitoria. Cuenta que la formación en esta materia es fundamental y complementaria en la Fisioterapia, aunque aún no existe esa necesidad oficial y pocos grados cuentan con esta asignatura.

«La imagen clínica en Fisioterapia es un complemento que puede ser una ayuda valiosa a la hora de establecer un diagnóstica para hacer un seguimiento del paciente, o un pronóstico»

Una de las problemáticas que tiene, tanto paciente como fisioterapeuta, a la hora de hacer un diagnóstico es la nula explicación por parte del médico de los hallazgos recogidos en la imagen. El conocimiento de anatomía radiológica por parte del fisioterapeuta permitirá a este profesional explicar a su paciente lo visible en la imagen: «además es una herramienta terapéutica», añade Javier.

«Realmente la imagen clínica en la Fisioterapia siempre ha estado ahí; con poca carga docente y poco estructurado, pero eso es lo que está empezando a cambiar»

Javier, además de fisioterapeuta también es técnico de rayos y ha compaginado ambas profesiones: «tengo una comunión interesante de lo que conozco de ambas disciplinas y me da una visión diferente de los pacientes. Me ayuda», declara el fisioterapeuta.

«La nomenclatura y la anatomía radiológica son asignaturas muy importantes en esta formación, para dejar claro lo que es normal y lo que escapa de ello, para el pronóstico. En la formación, además, dejamos claro cuáles son las contribuciones y cuáles las limitaciones dentro de esta herramienta para el campo de la Fisioterapia, porque no todo vale»