El 27 de diciembre, Araceli Hidalgo, de 96 años, era la primera persona en vacunarse contra la Covid-19 en España. En ese momento, hicimos historia. Tras muchos meses de lucha contra el coronavirus se había hallado una vacuna eficaz que estaba dando ya sus primeros resultados positivos en otros países en los que ya habían comenzado a vacunar a la población. Es un momento que guardaremos en nuestra retina.

María Ramírez Sánchez, más conocida en las redes sociales como @LoveNuringMery, es enfermera en atención primaria y defensora de las vacunas. Lleva muchos años luchando contra los bulos en salud y contra los anti-vacunas desde las redes sociales.

Tras el hallazgo de la vacuna contra la Covid-19 y teniendo en cuenta la notoriedad que tiene María en este campo de la vacunación, quisimos entrevistarla y comentar esta situación que nos lleva al «principio del fin».

«La vacuna es el principio del fin de esta pesadilla. Porque solo queremos frenar esta situación, estar como antes», nos comentaba la enfermera.

Antivacunas y negacionistas, una parte de la población con mucho peso

Desde que en marzo de 2020 incrementáramos la curva de los contagios por Covid-19, María no ha cesado su lucha contra el coronavirus desde su hospital en Valencia. Esta enfermera valenciana de atención primeria ha vivido esta epidemia, como todos los sanitarios, con mucho estrés, cansancio físico y emocional, pero sin descanso por aplanar la curva que ya empezaba a preocupar y colapsar los hospitales de todo el país. En agosto de ese mismo año y ante el crecimiento, ahora, del número de negacionistas y anti-mascarillas en España, María publicaba un vídeo en su red social de Twitter en el que expresaba su impotencia y malestar tras tantos meses de lucha en el hospital.

«Me sorprende muchísimo este movimiento negacionista. No hay ninguna conspiración. Las pandemias nos vienen acompañando toda la Historia. Estamos viendo morir a mucha gente: pacientes, familiares, amigos, vecinos… Los negacionistas duelen», declaraba para Fuden TV.

Araceli Hidalgo era la primera persona en España en vacunarse contra la Covid-19. Estábamos haciendo historia. Tras un largo año de pruebas, investigación y mucha inversión en el hallazgo de esta vacuna, por fin veíamos el resultado y lo probábamos sobre la población. 

Sin embargo, la polémica está servida. Los antivacunas se pronuncian. Y parte de la población tiene miedo, ante el corto periodo con el que han logrado encontrar la medicación para cortar el virus de raíz.

«Nos estamos basando en tecnología que llevamos estudiando veinte años: el RNA mensajero. Además, se ha invertido muchísimo dinero en la investigación de esta vacuna, y también debemos tener en cuenta que el número de voluntarios ha sido de miles»

La enfermera de atención primaria, referente en las campañas de vacunación


La vacuna llegó a España con un número muy alto de dosis que parecía, iban a llegar a gran parte de la población. Sin embargo, la administración de vacunas no ha sido la adecuada y eso ha conllevado a una escasez en la segunda dosis y, por lo tanto, que muchos no se la puedan poner. Ante esto, María lo tenía claro:

«Creo que los políticos deberían haber tenido en cada Comunidad Autónoma una gestora enfermera de referencia, para pautar cómo tiene que ser esta campaña de vacunación. Vacunamos de manera anual y somos expertas en organización, gestión y administración de las campañas de vacunación. Si nos hubiesen tenido en cuenta otro gallo cantaría», confesaba María.

Dosis, eficacia y tiempos de vacunación

 

Uno de los temas más polémicos a la hora de administrar la vacuna ha sido el tiempo de espera entre la primera y la segunda dosis, sobre todo en caso de contagio o positivo en coronavirus. También lo ha sido la decisión de qué población debe ser vacunada antes y los posibles efectos secundarios que se podían tener.

«Si te contagias entre la primera y la segunda dosis pasas los diez días de aislamiento y a los 21 días te vacunas. En caso de falta de dosis, nos podemos ir hasta los 42 días sin que pierda su efectividad», nos informaba María.

Antes de terminar la entrevista mandaba un mensaje muy importante a la población: «A pesar de tener vacuna, no podemos bajar la guardia. Sigamos con las medidas de higiene».