La investigación comunitaria en la COVID-19

Ana Belén Salamanca es la directora de la Revista Nure Investigación, que en octubre lanza su número 108. Este y el último número de la revista, que salió el pasado mes de agosto, se centran en la investigación del SARS-CoV-2, lo que da lugar a muchas dudas, respuestas y debates de la acogida y la inmediatez de estas investigaciones, en muchas ocasiones, poco contrastados y fiables: «lo que impera es encontrar una vacuna», nos comentaba Ana Belén en la entrevista, señalando que las expectativas no pueden ser fiables por el tipo de investigación individual, y no comunitaria, que se está realizando para encontrarla.

«Lo que impera es encontrar una vacuna -aunque las expectativas no son del todo reales-, pero no hay investigaciones que tengan en cuenta los determinantes sociales de la salud»

La enfermera y directora de Nure Investigación no se muestra muy optimista con el hallazgo de una vacuna: «en qué medida podemos estar seguros de que si se desarrolla una vacuna va a proteger o cuántas dosis van a ser necesarias si se ha visto que una persona se puede reinfectar», declaraba Ana. Insiste, además, en que la unidad de análisis de este tipo de investigaciones no puede ser un sujeto individual, sino una población concreta: «lo hemos visto con el confinamiento y sus resultados», añade. 

La ética en la investigación científica

La necesidad de respuestas y la urgencia de darlas por parte de los científicos y organizaciones ha dañado la ética y la responsabilidad de las publicaciones científicas que, según nos comenta Ana Belén, no han sido contrastadas o no se han realizado de la manera más adecuada por las muestras que se han elegido: «de nada sirve tener respuestas si no puedes confiar en la información que te están facilitando».

La enfermera ha tomado un papel muy importante y cada vez más reconocido en esta pandemia y el combate contra el virus en primera línea de batalla. Sin embargo, aún la enfermera investigadora se mantiene sumergida en la sombra de la invisibilidad y es una figura aún poco reconocida en este ámbito. Ana tiene claro que las investigaciones que tengan que ver con el cuidado deben ser gestionadas por las enfermeras, que son la fuente de este campo de la salud: «además, las enfermeras tenemos otra mirada y podemos atender a los condicionantes sociales», añade la enfermera. 

«Si la investigación es la fuente del conocimiento, la fuente de los cuidados debemos generarlo las enfermeras»

Nuevo número de Nure Investigación

En el mes de octubre sale un nuevo número de Nure Investigación, el 108, en el que se aborda, de nuevo, la investigación sobre el SARS-CoV-2. Pero además, añaden nueva sección en la que se recogerán artículos procedentes de los lectores que les resulten interesantes y sumen información y datos al avance en la búsqueda de respuestas al virus. Ya lo dice Ana Belén Salamanca: «El COVID-19 ha sido un reto al conocimiento y sin investigación, no hay conocimiento».