El mes de octubre está centrado en la salud mental. Nos encontramos con días internacionales como el del cáncer, el de cuidados paliativas o el del suicidio. A la vista está que la tragedia se palpa en el ambiente cuando nos acercamos a este tipo de días en los que se conmemora y recuerda a víctimas y supervivientes que han luchado o están en esa batalla, física y mental. En este contexto, nos empeñamos en entrevistar a una enfermera referente en la salud mental positiva, que refuerza el autoestima y la motivación para salir a flote en este proceso de explosión emocional. 

Factores de la salud mental positiva

Cuando Teresa descubrió el concepto de salud mental positiva, gracias a su profesor de doctorado, lo introdujo en su día a día y lo trató como constructo, es decir, buscar diferentes partes para medirlo: «a raíz de ahí elaboré mi tesis con seis factores que configuran un modelo conceptual multifactorial que nos permiten explicar qué es la salud mental positiva» 

Dice Teresa que, el secreto para mantener una salud mental positiva está en poner en valor lo bonito que tenemos alrededor.

 

Decálogos de Salud Mental Positiva

Teresa Lluch creó un Decálogo de Salud Mental Positiva: «Durante el confinamiento mis investigadoras me pidieron el decálogo. A partir de ahí ellas mismas crearon diferentes decálogos adaptados a cada una de las situaciones».

Actualmente, Teresa y su equipo de investigación han finalizado un proyecto de investigación sobre salud mental positiva para cuidadores. Se trata de una web y una app. Esto nos llevó a hablar de la investigación y la figura de la enfermera en este campo, donde el concepto de «obstáculo» creció al ritmo de la conversación, como suele ocurrir en este tema.

Nos quedamos con una frase de Teresa que puede llevarse a cualquier terreno vital: «hasta el último día de nuestras vidas están pasando cosas bonitas». Nos llevamos este aprendizaje a nuestro día a día para ver todo con esa mente positiva, de la que Teresa hace ejemplo.