Investigación y liderazgo en La Cristalera

Liderar un equipo de investigación enfermera no es tarea fácil en los tiempos que corren, donde las enfermeras aún nos estamos haciendo un hueco visible en este ámbito. Gracias a equipos constantes y firmes en estas tareas, como el que hoy nos vista en La Cristalera, los avances son más evidentes, científicos y transparentes. Hablamos del equipo de Daniel Muñoz, supervisor del Área de Procesos, Investigación, Innovación y Sistemas de Información del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que ya ha implementado guías de buenas prácticas de la RNAO, con las que, además, ha conseguido obtener el reconocimiento internacional de Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados.

Durante 3 años estuvimos haciendo esta implantación, estando en el estatus de ser candidatos a ser reconocidos como centro comprometido con la excelencia, y en 2015 nos reconocieron esta acreditación. A partir de ahí, el programa te invita a continuar con nuevas guías, y comenzamos, en ese momento, a implantar la guía del dolor y la guía de prevención de caídas y lesiones.

La recogida de datos hace de los cuidados una evidencia científica, y el manejo de estos permite una mejora de los mismos y un avance en la Enfermería. 

En la guía del manejo del dolor, llevada a cabo por Beatriz Solas, supervisora de Geriatría, se trata la información de manera multidisciplinar:

Se hace una formación para impulsores de la guía clínica de distintos estatutos, de manera que cada unidad pueda aportar cambios específicos, según sus necesidades en ese campo.

Las barreras y fortalezas de la investigación enfermera

Las barreras que se pueden encontrar en un proyecto de investigación son múltiples y variadas. En la guía de Lactancia Materna, llevada a cabo por Cristina Nieto, supervisora de obstetricia y ginecología, asegura que esta práctica siempre llevará consigo las costumbres del personal y la falta de formación: «las guías nos ayudan a trabajar y a quitar estas barreras. La formación es clave», asegura la enfermera.

«Medir es importante, no sólo para mejorar resultados, sino también para saber por qué no se mejora y buscar alternativas»

Los resultados de una investigación siempre son clave para seguir avanzando en el desarrollo de un mejor cuidado en la Enfermería, como en cualquier otra disciplina para la que se investiga. Mucha constancia y tesón es en lo que insisten los invitados a La Cristalera, en cuanto a seguir con las investigaciones a pesar de los obstáculos que se puedan presentar.

«Creo que hay poca cultura de que la enfermera reciba feedback de los resultados con sus pacientes, de sus cuidados. Yo, como enfermera, querría saber cuál es el resultado de lo que hago»